Leyendas del basquet coruñés

Espacio dedicado al baloncesto histórico de A Coruña

Héctor Vázquez, el base

Hoy hemos tenido ocasión de charlar un rato con Héctor, inolvidable base del Basquet Coruña en la época amarilla del Sondeos del Norte. Defendió los colores del club en 161 encuentros FEB, anotando 596 puntos. Actualmente está afincado en Las Palmas, donde trabaja en una cadena de establecimientos comerciales.

 

P.- PUEDES HACERNOS UN PEQUEÑO RESUMEN DE TU VIDA BALONCESTISTA?

R.- Mi vida baloncestista se resume en dos equipos básicamente. Compañía de María de La Coruña en categorías inferiores y Club Basquet Coruña; bueno, para ser justos habría que decir que el primer año era el Club Baloncesto Arteixo, pero no creo que a nadie se le escapa que esa familia se trasladó a La Coruña al año siguiente. En el Basquet Coruña jugué dos temporadas, entre medias en el segundo equipo (si no recuerdo mal temporadas 2000/01 y 2001/02). Estuve en el club desde la temporada 96/97 (y la 95/96 en Arteixo) hasta la 03/04), pero en 1999 lo “abandoné” para sacarme C.O.U. y selectividad (una decisión muy consensuada).

P.- COMO LLEGASTE AL BASQUET CORUÑA?

R.- Al Club llegué por el interés y la paciencia de Carlos Devesa, en un principio. Me explico: en mi primer año de juvenil, en la final coruñesa (nosotros no habíamos llegado) me propuso incorporarme al año siguiente al Club Baloncesto Arteixo en juveniles, pero rechacé la oferta porque quería terminar con mis amigos y compañeros mi vida “escolar deportiva”, y ganar en juniors la Liga Coruñesa a dos grandes equipo, uno de ellos Arteixo, claro. Me entendió y les ganamos, e incluso quedamos terceros gallegos (nuestro mejor resultado).

Después de eso el interés se mantuvo, fue una comida con Javier Castroverde y salí con todo arreglado para comenzar mi nueva etapa. La verdad siempre estaré muy agradecido a la acogida que tuve en el club desde el primer día.

P.- CÓMO VIVISTE AQUELLOS AÑOS?

R.- El primer año lo viví con un miedo atroz, piensa que era todo muy diferente para mí. Yo venía del colegio, de tres entrenamientos “básicos” a la semana (un abrazo a Ramón, nuestro gran entrenador), de ser el jugador principal (mejor jugador gallego junior). Nunca había tenido otro entrenador, nunca había trabajado preparación física específica y menos musculación (que grande Juan Díaz!!!), el rol era totalmente diferente… Pero creo que salió bien.

A partir de ahí grandes momentos, grandes logros en grupo, una gran familia, fases de ascenso EBA inolvidables… Tuve la oportunidad de vivir el club en dos etapas, junto con mi gran amigo Gus Díaz, y eso es oro puro. Vivimos un primer momento en EBA espectacular, con un primer año en Arteixo de una competición máxima. Ascendimos en LEB en La Coruña, y repetimos ascenso a LEB 2 años después, que mas se puede pedir.

Una primera etapa menos protagonista, a la sombra del gran Lolo Castro, y un segundo momento mucho más productivo a las ordenes de los grandes Javier Rodríguez (el primero porque rescató mi juego en el segundo equipo) y Miguel Angel Hoyo (Don Miguel Ángel para mí, mi Aito gallego)

P.- QUE MOMENTOS RECUERDAS ESPECIALMENTE?

R.- Recuerdos, wow que difícil elección. Hay tantos!! Me centraré en los deportivos y escogeré tres nada más.

Primer año en Arteixo, playoff contra Bilbao, NUNCA he visto una igualdad, lucha y una competición tan dura (grabado el alley-oop de Lolo a Goffrey Thompson, en mi cabeza para siempre) como aquella, tres partidos decididos por menos de 4 puntos, espectáculo.

La final de la Copa Galicia del 1997, en la Polideportiva (la “roca” coruñesa), 87-86 a todo un Xacobeo-99 con dos americanos y enfilando inicio ACB. Que equipazo fuimos, carallo!!!.

Y luego viene al que le tengo más cariño de todos: Ascenso a Liga EBA con el segundo equipo. Te preguntarás porqué: es muy fácil. El club tenía problemas económicos y había mantenido la plaza LEB en un playoff durísimo de descenso en casa (que abrazo con mi padre al terminar), esa plaza se vendería y se saneaba la economía del club, pero claro, había que ascender a Liga EBA para mantener el proyecto. Y ese último partido contra Carballiño fue mi forma de pedir disculpas a mucha gente por abandonar el club en el 99. Creo que firmé 35 puntos en 40 minutos.

Pues dos horas antes del partido yo estaba entrenando solo en la pista, haciendo tiro de un lado a otro. Cuando llegaban los jugadores se preguntaban que hacía ahi. La verdad es que la responsabilidad del ascenso no la conocían mis compañero y la repercusión de mantener la plaza tampoco. Acabe llorando de alegria y solté toda la tensión. El primer partido lo perdimos y se complicó todo.

P.- A QUE SE DEBIÓ TU SALIDA DEL CLUB?

Mi salida del club se debió a la necesidad de tener un cambio de aires(nada relacionado con el club), rescindimos el contrato y cogí un vuelo a Las Palmas, hasta hoy.

Tuve la posibilidad de jugar en Liga EBA alli, pero las condiciones contractuales no me convencieron e imperaba empezar a trabajar.

P.- EL APELLIDO CARUNCHO TIENE SOLERA EN EL BASQUET DE LA CORUÑA. TE PESÓ EN ALGÚN MOMENTO LA FAMA DE TU PADRE ?

Aclaración: Héctor Vázquez es hijo de Enrique Vázquez Caruncho, Quique Caruncho en el basquet, cuya trayectoria deportiva se encuentra en post anteriores en este grupo.

R.- Es imposible pensar en que el apellido Caruncho pesase en mi vida deportivo. Jugaba para divertirme de joven, jugué con responsabilidad en profesionales, y me reencontré de nuevo con el basket en mi segunda etapa en el club. Para mí el baloncesto era mi vida, así que no pensaba en lo que había conseguido mi padre. Lógicamente la repercusión que ha tenido mi padre en el baloncesto de la ciudad, ni de cerca consigue que se semeje lo más mínimo a lo que yo he ayudado, tanto al club como al baloncesto coruñés.

Como anécdota contar que mi padre me llegó a presentar a Lolo Sainz (sobra decir quién es)*, y lo primero que me dijo fue que si era la mitad de jugador que mi padre le llegaba. Con eso te digo todo.

Aclaración 2: para quien no lo sepa se trata de Lolo Sainz, eterno jugador del Real Madrid, entrenador del mismo club y seleccionador nacional. Todo en el basquet español.

P.- ALGÚN COMPAÑERO CON QUIÉN TUVIERAS UNA QUÍMICA ESPECIAL?

R.- Compañeros muchos y por etapas.

Los primeros años por supuesto Gus Díaz y Raúl Lopez, que podríamos decir que me llevaron de la mano en mis inicios (el niño, me llamaban). Sin olvidar mi admiración por Lolo Castro a nivel deportivo y personal. De la segunda etapa no me puedo olvidar de Víctor “Zoro” de la Fuente y Xurxo Loureiro (aún nos quedan varias cenas pendientes), y el reencuentro con Gus (tres fases de ascenso en Liga EBA juntos en la espalda).

Mención especial a Juan Díaz, podríamos decir que mi segundo padre en las canchas (grandes momentos cuando me llevaba en coche a entrenar, recuerdo a Revolver como banda sonora). Duro fue sentarme con él para decirle que lo dejaba, sin duda el peor momento que pasé.

P.- SIGUES RELACIONANDOTE CON ALGUNO?

R.- Contacto sobre todo con Gus Díaz, pero gracias a una cena que hicimos en verano el grupo de la Copa Galicia, tenemos un grupo de whatsapp bastante activo (es más nuestro preparador físico y luego entrenador nos manda videos para ejercitarnos en esta cuarentena). No creo que haya habido un grupo de baloncesto cono este.

P.- ALGÚN HECHO ESPECIAL, ANÉCDOTA QUE QUIERAS COMPARTIR CON NOSOTROS?

R.- Anécdotas muchas, momentos demasiados e inolvidables; pero con intención de terminar la entrevista con un toque de humor contaré esto.

Primer viaje con Arteixo, dirección San Sebastián. El novato y el más joven, o sea yo, a la altura de Oviedo casi le vomita en la espalda a Lolo Castro. Quién sabe que me sentó mal, pero me pasé todo el viaje de ida y vuelta sentado delante, y por supuesto no pude jugar ese partido ni disfrutar de la gastronomía vasca.

En fin, todo grandes experiencias que me han valido para la vida y de las que guardo grandes recuerdos y evoco con nostalgia.

Agradecemos de verdad a Hector el rato que nos ha dedicado. Como dato complementario, decir que Hector es además escritor, dedicándose especialmente a la poesía y que ha publicado ya dos libros, “Mi atracción incomprensible” y “Mi atracción desproporcionada”.

Sé el primero en compartirlo!!!

Puede que te hayas perdido

4 minutos de lectura
4 minutos de lectura
6 minutos de lectura
A %d blogueros les gusta esto: