Leyendas del basquet coruñés

Espacio dedicado al baloncesto histórico de A Coruña

Una charla con Pablo Alonso

Pablo Alonso

Hoy está con nosotros “el aficionado”. Pablo Alonso es el aficionado por antonomasia, no de ningún club, sino al Baloncesto con mayúscula. Siempre dispuesto a colaborar y a participar… Con ustedes, Pablo Alonso, o como es conocido también en los foros “pas”. 

¿Cómo te acercaste al baloncesto?

Como muchos de los niños de mi generación, la plata de Los Ángeles fue un espaldarazo definitivo. Mi padre (muy futbolero) me había hecho un asiduo del Dépor desde los cinco años, pero sólo de modo ocasional me había llevado a ver al Bosco (recuerdo el último partido oficial de Caruncho, con los Rodri, Luis Núñez, Galilea…). Con la plata de Los Ángeles, el baloncesto se puso de moda y recuerdo, como si fuese hoy, un día en casa merendando que en La2 (de aquella era UHF) pusieron un reportaje sobre la cantera del Juventud. En aquel momento el Bosco entrenaba en mi colegio (Salesianos) y algunos de mis compañeros de clase formaban parte del equipo de minibasket y me atreví a preguntar si me podía unir a ellos a entrenar. Había dos equipos de mini que entrenaban juntos, el de los buenos, que llevaba el nombre de Bosco y que entrenaba Luis Núñez y el de los “voluntariosos” del que yo formaba parte que era el Hércules y que entrenaba Quique Caruncho. Realmente esa fue mi única experiencia medio seria con el baloncesto. Después torneos escolares con Salesianos y de empresa con el equipo de Unión Fenosa (coincidiendo de nuevo con Luis Núñez).

 

¿Qué tipo de vinculación has tenido?

Pues a nivel deportista ya ves que más bien poca. Mi vinculación siempre ha sido desde la grada. Con catorce años, un compañero de clase me dijo que se iba a hacer socio del Bosco y que su padre le llevaría a los partidos. Yo entonces me animé a ir con ellos. Era el Bosco que regresaba a 1ª B con los Santi Elso, Chao, Simón, José Antonio, Eirea, Aurré, Hernangómez, Santi Paredes, Raheem y Vroman. Entrenados por Alfonso Rivera (después Ayuso) y Nacho Calvo. Es el año que llega Jimmy Wright en la sexta jornada y luego Carl Mitchell. A partir de ahí he sido socio todos los años del equipo de baloncesto de la ciudad (Bosco, Basketmar, CAB y Básquet Coruña)

 

¿Desde cuándo sigues al BC?

Como te decía antes, desde su inicio. El año que el actual BC todavía era el Arteixo, eran “el rival” del CAB. Aquel año el CAB Coruña acaba descendiendo y con la creación al año siguiente del Básquet Coruña y su “venida” a la ciudad, me hago abonado del nuevo equipo. Y hasta hoy. De hecho el año que con la pérdida de la plaza en LEB Plata el equipo tiene que salir en Nacional gracias a la fusión con el Atlántico, yo me hago socio aunque el equipo ni cobraba por ir a los partidos. Mi vinculación emocional con el club ya era muy alta. Afortunadamente y tras unos proyectos convulsos (Basketmar y CAB) el Básquet Coruña ha traído la estabilidad como club y ya está a pocos años de superar al Bosco. Ojalá sea por muchos años.

 

Como alma máter del Nordés Naranja, ¿qué recuerdos especiales tienes?

No creo que sea yo el alma máter del Nordés. Quizá sí la cabeza más visible ante los medios porque alguien tiene que hacerlo, pero hay más que tiran del carro en el grupo (aunque ojalá fuesen muchos más y pudiésemos hacer más cosas). En cuanto a recuerdos dentro del grupo hay varios. Lo primero es el grupo en sí. Yo llevaba 25 años siguiendo el básquet en la ciudad pero siempre de manera individual. Iba a los partidos sólo o con algún amigo o amiga algunos años, pero en general sólo. Veía los partidos pero luego me iba par casa y punto. Es verdad que vertía mis opiniones en foros como el de ACB.com. Es a raíz de ese foro en el que algunos que escribíamos por ahí (como Vroman, No+ o Hércules) teníamos un contacto virtual. En las eliminatorias de ascenso contra Melilla es cuando a Vroman, No+ (Santi Suárez) y a mi se nos ocurre juntarnos para ver los partidos de fuera en algún bar que nos ponga CanalFeb. Lo hicimos en el Malders en la c/San Juan por una gestión de Fer Buendía. Ese fue el germen del Nordés, nosotros tres y mi primo Xabi Barrallo. Ese es un gran recuerdo para mí. Luego vinieron las cenas y la creación oficial del grupo en una cena de fin de temporada en la que Javi Reigosa nos lió y Orosa se vino arriba y propuso hacer un grupo de apoyo al club. El primer acto que hicimos con el Nordés con la charla con Indio Díaz es otro momento muy recordado o la despedida a Olmos.

 

¿Algún jugador que te haya impresionado en el BC? ¿Y anteriormente en otros clubes?

Reconozco mi predilección por Lolo Castro. Pocos jugadores me han emocionado tanto en una pista y me han hecho tantas veces levantarme de mi asiento. Era pura magia. Tengo mucho cariño a los miembros de aquel Sondeos, sobretodo a Lolo, Gus y Manu. De los años posteriores Robert Joseph por sus cualidades defensivas, Monaghan por su espectáculo o Beqa por su competitividad. También Quinton (se refiere a Stephens, jugador “intermitente” a causa de sus lesiones) porque me parece el jugador más elegante que hemos tenido. De las épocas anteriores recuerdo la garra de Andrés Cadahía, la pareja de bases Tito Díaz y Joaquín Arcega, Mike Giomi y una debilidad personal que compartía con mi primo Xabi que era Chus Sanguino (vamos Chus!!!).

Pero no querría destacar sólo a jugadores. A nivel de entrenadores, la importancia de Antonio Pérez en este club ha sido impresionante en mi opinión.

Fuera de los equipos de la ciudad mi admiración por Magic es innegociable y por Epi a nivel nacional.

 

Colaboras como especialista en baloncesto en Radio Coruña y comentas los partidos del BC. ¿Cómo surgió esa faceta de comunicador?

Como antes de comentaba, el hecho de vivir los partidos solo, hacía que fuese muy activo en foros. Necesitaba compartir esa pasión que yo tenía por el club y hablar, aunque fuese con un teclado. El tema de comentar los partidos fue a raíz de que el club tiene la idea de locutar y comentar las retransmisiones, y el antiguo gerente del club Miguel García se pone en contacto conmigo y me lo propone. A mí nunca se me habría ocurrido que pudiera hacerlo, desde luego mis conocimientos técnicos son los que son. Pero es cierto que sí tengo conocimiento de la liga y algo podía aportar. Por eso, y sobretodo por apoyar al club me animé. En cuanto a Coruña Deportiva, un día estando en la playa de Mera me avisa Carlos Mirás de que él tenía complicado seguir colaborando con ellos por incompatibilidad de horarios y entonces me llama Fran Hermida. Sinceramente no sé ni quién le habla de mí (algún día le tendré que preguntar 😊). Yo siempre he sido crítico con la atención que desde los medios se le ha prestado al baloncesto en la ciudad y por eso acepté colaborar desinteresadamente, sólo por ayudar en la visibilización del baloncesto en la ciudad. Desde luego que prefiero ser oyente y receptor de información que actor principal, pero si con esto ayudo al club, por mí encantado.

 

¿Qué anécdotas recuerdas que quieras compartir con nosotros?

Anécdotas realmente muy pocas. El hecho de haber vivido el básquet de manera muy individual y como aficionado casi en exclusiva no da para anécdotas. 

Sí muchos recuerdos de tantos años siguiendo el baloncesto. 

Recuerdos de chaval, de ver al Bosco de Junguitu y Cambronero entrenando en el pabellón de mi colegio, o lo feliz que me hizo un día volviendo del Modelo encontrarme en la terraza del Gasthof de Rubine a Wright, Mitchell y Paredes y que me firmaran un autógrafo. 

Momentos tristes como la desaparición del Bosco, del Basketmar o el descenso del CAB. 

Momentos felices como el título de Copa Galicia o el ascenso de Cáceres vivido desde una pantalla de ordenador en casa, mordiéndome las uñas de los nervios. 

De los últimos tiempos como momento emocionante ver el pabellón casi lleno en la eliminatoria contra Melilla me hizo muy feliz viendo que la ciudad apoyaba al equipo. 

Recuerdo también como muy emocionante el día de la fiesta de final de temporada del año pasado cuando se anuncia la no renovación de Aranzana y la despedida de él a nivel personal fue emocionante porque es un gran tipo.

Creo que sería muy importante que todos los que somos unos enamorados del baloncesto aunemos esfuerzos y consigamos tener un club que pueda llegar a ACB, con una masa social importante, con la integración de la historia antigua, no sólo del BC si no de etapas anteriores, y de otros clubes importantísimos de la zona como Santo Domingo, Xiria o Culleredo.

 

Sé el primero en compartirlo!!!

Puede que te hayas perdido

4 minutos de lectura
4 minutos de lectura
6 minutos de lectura
A %d blogueros les gusta esto: